Rayden – Tristán da Cunha feat. Vanesa Martín

Rayden – Tristán da Cunha feat. Vanesa Martín Lyrics Letra:
Ta-ra-ra-ra-ra-ta
Ta-ra-ra-ra-ra, ta-ra-ra
Ra-ra-ra, ta-ra-ra-ra

Ta-ra-ra-ra-ra, ta-ra-ra-ra

Salgo y veo un mundo de ciegos donde reina el tuerto con el ojo vago
Mirando siempre lo que hace el de al lado
O que esperen sentados, fuera
El camión de la basura suena como si fuera el de los helados

Esclavos del prejuicio, de la expectativa
Yo pensando que la tentación no vive arriba
Que no quiero irme sin haberlo intentado
Y morir como la abeja tras haberlo logrado

Es agosto, pero llevo el paraguas
Por si tu recuerdo me atormenta
Me encanta el olor cuando llueve
Huele a tu ausencia golpeando con fuerza

Pero esta vez no cayó desde muy alto
Y no sé si fueron gotas de sudor que se esfuerzan por no llorar
O lágrimas que están dando saltos sin esfuerzo
Por saber que ya no te tendré cerca, check

No parabas de decirme
Que ahora no sabías quién te iba a querer a ti
No supe qué responderte
Pero solo espero que al menos lo hicieras tú
Nunca fui lo que se dice
Lo de siempre, y esto no dirá mucho de mí
Nunca seguí la corriente
Por los siglos de mis siglas construí este iglú

Uuh, compitiendo en posiciones
Fui ganando, te confieso
La indecencia fracturaba tus clichés de reglamento
Se revelaron tus faltas, disparando despedidas
Me desabroché un botón por mi conciencia ida

v

Manía mía esa de volar sin saber correr
De correr sin saber soltar
De irme sin saber a dónde volver y de qué manera
Soy de los que por temer que se alejen, los echa afuera

Transparente harina de otro costal
Me siento como ese cristal del vagón del tren
Donde dos manos tratan de encajar a través de él
Pero no se pueden tocar

Sin un sitio fijo cuando pienso en el pasado
Un sufijo, todo lo quiero lejos
Me miré al espejo y me dijo: “¡hijo, estoy de tu lado!”
Pero cuántas veces este me ha engañado, eh

Amoratado, amor atado, atado al amor
Mortificado como el hambriento en ayunas
No se puede enjaular un diente de león
Ni ir de flor en flor sin pisar ninguna

No parabas de decirme
Que parecía que gozaba viéndote sufrir
No supe qué responderte
No supe qué ponerte, así que le pusimos fin
Ni por qué me lo decías
Si en tu carra se leía “cierre al salir”
Nunca fui mi expectativa
Con ella habrías durado to’ la vida, c’est la vie

Uuh, compitiendo en posiciones
Fui ganando, te confieso
La indecencia fracturaba tus clichés de reglamento
Se revelaron tus faltas, disparando despedidas
Me desabroché un botón por mi conciencia ida

Perseguí mis nuevos vientos
Hay arena y hay lamentos
Hay locura y hay misterio
Y yo no sé qué va a pasarnos
Ni tampoco lo que dure
Es la imagen del amor
Que deshace en inquietudes

%d blogueiros gostam disto: